Más de 4,000 osamentas han sido identificadas por la Fundación de Antropología Forense, FAFG, sin embargo al rededor de  3,000 no han sido reclamadas por los familiares, a pesar que el proceso de búsqueda es totalmente gratuito y confidencial.

Durante el Conflicto Armado Interno más de 45 mil personas fueron desaparecidas, producto de desplazamientos forzados, detenciones o e masacres. Desde hace varios años, la FAFG, impulsa procesos de búsqueda e identificación, haciendo uso de la ciencia.

El ADN es útil para la identificación de restos humanos por varios motivos: cada persona posee un ADN único y puede analizarse con miras a producir un perfil que permita efectuar una comparación fiable con otros perfiles; puede recuperarse y analizarse a partir de muestras biológicas diminutas, como manchas de sangre o incluso un solo cabello.

El análisis de ADN realizado para identificar restos humanos es un proceso que comprende los siguientes pasos:

  1. Obtener muestras de ADN de los restos humanos.
  2. Obtener muestras de ADN tomadas de la persona desaparecida antes de su desaparición, o de sus familiares biológicos (padres o hijos y, en algunos casos, hermanos). Es aconsejable tomar muestras de más de un familiar.
  3. Comparar y evaluar el grado de la compatibilidad entre el ADN de los restos y el ADN de las muestras de referencia.

Michelle Stephenson, Jefa de genética Forense de la FAFG, comparte mas detalles acerca de este proceso. En el espacio, tambien nos acompañó Efrain Villagran, oficial de campo del Comité Internacional de la Cruz Roja, compartiendo otros esfuerzos por encontrar a los desaparecidos.

Ir a descargar

Por Prensa