Monitoreo a servicios de salud resalta debilidad para atender la violencia sexual

Foto: Diario de Centroamérica Centro de Atención Permante (CAP) de Jocotán, Chiquimula.

La organización de Mujeres Tierra Viva realizó un monitoreo en 18 municipios de los departamentos de Chiquimula, Guatemala, Chimaltenango, Sololá y San Marcos para conocer la calidad en los servicios de salud reproductiva y atención a la violencia sexual.

Para el estudio se entrevistaron 18 servicios de salud y se conoció la experiencia de 1, 383 usuarias de entre 13 a 60 años. Uno de los resultados es que los casos de violencia sexual, según Alma Chacón coordinadora general de la Organización de Mujeres Tierra Viva, los casos podrían haber aumentado, sin embargo, los servicios monitoreados tienen poco o nulo conocimiento de las políticas y protocolos de atención a violencia sexual.

Chacón resaltó que otro de los problemas sin atender son las muertes maternas, las mujeres siguen perdiendo la vida durante el embarazo o después del parto, “ 18 casos se conocieron, de los cuales 8 son de la región Ch’orti’, 6 en San Marcos y 4 en Chimaltenango” indicó.

Un tercer resultado de los servicios monitoreados se  reportó un desabastecimiento de métodos de planificación familiar como anticonceptivos inyectables mensual y anticoncepción de Emergencia.

Chacón señala que para disminuir las deficiencias es necesario que el sistema de salud haga uso de las guías de salud reproductiva para jóvenes y niñas, además de sensibilizar a la población sobre la violencia sexual.

Archivos