La concentración económica provoca desigualdad e impunidad en el país

 La Influencia de poderes económicos sobre el Estado de Guatemala para manipular las políticas públicas, normas jurídicas e institucionalidad en beneficio propio, ha sido evidenciado en un estudio titulado; “Desigualdad y poder en Guatemala: Economía de captura”, presentado por la plataforma Cívica Paraíso Desigual.

La economía de captura se comprende como la capacidad para generar ganancias excesivas de formas inadecuadas, según datos del estudio, las empresas más grandes del país que representan un 3% del sector empresarial obtienen el  65% de las ganancias totales.

La contratación estatal de obras, bienes y servicios exagerados, ha contribuido a la formación de redes criminales entre el sector privado y público, lo que provoca desigualdades económicas y procura impunidad, según lo expresó Harald Waxenecker, investigador del estudio.

Entre el 2014 y 2017 son Q.19, 5 mil millones los excedentes extraordinarios de contrataciones público-privadas, de lo cual, Q. 9,3 mil millones corresponden a sobornos a funcionarios públicos y Q.10, 2 mil millones para agentes privados.

Harald señaló, que los casos de corrupción denunciados durante el 2015 hasta la fecha, corresponden a esas redes criminales instauradas dentro del Estado.

Por su parte, el Jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad del Ministerio Público, Juan Francisco Sandoval, expresó que la necesidad de atacar a la CICIG podría obedecer a poderes económicos.

El estudio evidencia una vez más que la concentración de la riqueza genera desigualdad económica y crea condiciones para la captura de Estado.

Archivos