Antonia Benito: Alzar la voz desde la comunicación comunitaria

En conmemoración del día internacional de la mujer, compartimos con la periodista profesional Antonia Benito, que trabaja en Radio Qawinaqel, emisora comunitaria del pueblo Maya Poqoman que traducido al castellano se conoce como Nuestra Gente. Desde hace tres años colabora en el noticiero Maya K´at; desde su perspectiva y experiencia nos habla sobre los retos con los que se enfrenta cada día en su labor como comunicadora.

La lucha por poner fin a todas las formas de discriminación, criminalización, falta de apoyo a la libertad de expresión, violencia en contra de las y los comunicadores, contar la realidad desde los pueblos indígenas y algunas recomendaciones de protección al momento de hacer periodismo comunitario, son algunos de los temas que Benito nos compartió en esta entrevista.

¿Qué dificultades ha enfrentado como mujer para abrirse camino en los medios de comunicación?

Inicié como comunicadora comunitaria, el no tener un perfil académico limita poder acceder a los medios de comunicación; nos hemos encerrado en que periodismo es solo reportar desde la calle, sin embargo, con la tecnología, una persona hace el trabajo que antes hacían cinco y lo hace de una forma remota.

Existen oportunidades en medios independientes o comunicación alternativa; como la FGER, en donde nos han abierto la oportunidad a mujeres indígenas de formarnos, mostrar la realidad desde nuestras comunidades, crear producciones audiovisuales indígenas, tener nuestro propio protocolo de seguridad, algo que las universidades NO se enseñan.

¿De qué forma se puede llegar a la igualdad entre hombres y mujeres en el periodismo?

Más que igualdad de personas en el medio, seria facilitar el espacio para la participación de las mujeres, las condiciones salariales, contar con los mismos beneficios laborales, las mujeres indígenas comunican desde su entorno y hacen un gran trabajo, pero se les debe formar, empoderar y reconocer la labor que realizan.

¿Considera que las autoridades actúan por cuidar los derechos de las comunicadoras?  

No les interesa proteger a los y las comunicadoras, es más intentan desprestigiarnos, limitan la información, violan derechos, criminalizan a defensores de derechos humanos, es un Estado racista y patriarcal, aun así, nos piden que confiemos en un sistema que no siempre funciona.

He recibido acoso por parte de funcionarios públicos; por eso es importante denunciar, poner un límite, colocar un precedente, contar con nuestros directores, tampoco es peligroso decir tengo evidencia, sobre todo tener alianzas de apoyo entre los medios.

¿En algún momento pensó dejar de ser comunicadora?

No, siempre hay personas que quieren denigrar tu trabajo y por eso crean perfiles falsos para difamarte, en una ocasión le dije a un trabajador municipal que me mostrara pruebas sino yo iba a denunciarlo por difamación y calumnia. Es algo que no me afecta porque de alguna forma cuento con la cobertura institucional y de la población, no tenemos que tener miedo a decir la verdad.

Los periodistas estamos siempre en exposición, en el tema de inseguridad o crimen organizado, principalmente en manifestaciones, por ese es importante el acompañamiento, unirnos con colegas de otros medios, mapear la zona en la que nos vamos a movilizar.

¿De qué forma cree que se puede erradicar y prevenir la violencia contra las periodistas?

Es complicado porque los escenarios son diversos, se tendría que contar con el apoyo de las instituciones que garanticen y protegen a las y los comunicadores, el gobierno debe garantizar que se responda con respeto, que no se limite la información y que no se criminalice ni se persiga a periodistas.

Durante el inicio de la pandemia compartimos información y recomendaciones desde el frente, no existió un acompañamiento para ver si estábamos seguros. Los mismos medios han sido nuestra voz para exigir justicia, crear redes de apoyo porque no estamos solas ni solos.

¡Nunca callar, exigir libertar, justicia desde nuestro espacio, no podemos ser presos por reclamar nuestros derechos! Antonia Benito.

 

 

 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos