El Sentir del Chairo: “El glorioso”


¡Buenas! ¿Va para el mercado? Ahhh, yo también, usté. Vamos y hablamos un ratito. ¿Qué tal su descanso? Es que este fin de semana fue para festejar a los “cuques” (soldados), al menos sirvió pa’descansar un rato. Porque desde que crearon esa institución, nos ha dejado más sangre, lágrimas y sufrimiento. ¡Jum! “el glorioso” dicen… Esta onda la fundaron el 02 de febrero de 1851, según dicen, le deben “fidelidad” a la Constitución Política de la República de Guatemala, pero más que eso, le han dado su fidelidad a los dueños de la finca. Si no mire en 1954, con Castillo Armas le dieron golpe de Estado a la Revolución de octubre, son cosa de cuidado.

A estos les hacen fiesta cada 30 de junio, hágase para acá que le cuento la razón… En 1871 Justo Rufino Barrios, el doncito del billete de cinco quetzales y, Miguel García Granados, él aparece en el billete de a diez, entraron a la Ciudad de Guatemala, todos triunfantes por haberle ganado en los cuentazos a otro milico: Vicente Cerna. Este cuate, como ya es tradición de los que tienen la guayaba, se puso bien rex contra su propia gente y se fue a los golpes con los “doncitos” que aparecen en los billetes. Se pelearon, dejando como ganadores a García y Barrios, desde esa fecha se le hace bulla al “glorioso”. Le hablo de los tiempos de Tata Lapo.

En 1944, muchos cuques participaron en la Revolución, entre ellos, Jacobo Árbenz Guzmán (¡Sí! Aunque no lo crea, también fue militar) y Francisco Javier Arana, a quien se lo quebraron en el puente “La Gloria” en el municipio de Amatitlán, víctima de una operación fallida. La idea era meterlo al bote por querer darle golpe de Estado al “Chilacayotón”, don Juan José Arévalo Bermejo, pues. Pero que sí el cuque que lo fue a jalar se puso nervioso, se le activó el arma, y… voló.

Después de la mala suerte de Javier Arana, el “Cara de Hacha” Carlos Castillo Armas, con otros soldados se levantaron en contra Árbenz acompañados por la intervención de los gringos, y lograron con choque sangriento: el Golpe de Estado más cruel de la historia de este país. Miré usté pue, según dicen su lealtad es a la Constitución y ese año se ponen a favor de los gringos, no me ch… ¡Chispa, no muerdas! Ya vio como son de doble cara estos tipos.

Ya pal año 60, con Ydígoras Fuentes en el poder, empieza el Conflicto Armado Interno, los verdes del glorioso se ponen a echarse plomo con la guerrilla. Inició un desfile militar de dictadores, por ejemplo: “El Chacal de Oriente” Carlos Manuel Arana Osorio. Empezaron tiempos oscuros de la guerra, época en la que también intervino aquel señor que decía: “Usted papá, usted mamá” o “¡Comunista, comunista!” el General José Efraín Ríos Montt. En esos años los cuques mostraron de qué están hechos, sacaron a flote lo perversa que puede ser esa institución.

Iniciaron los planes de exterminio contra las poblaciones indígenas, en lo que ahora conocemos como la región Ixil, comprendida por los municipios: Santa María Nebaj, San Juan Cotzal y San Gaspar Chajul, todos ubicados en el departamento de Quiché. Empezaron a ejecutar sus planes de exterminio, cargados de odio y sedientos de sangre. Masacran a la niñez, mujeres, hombres, ancianos y jóvenes, deseaban terminar con la semilla de los Pueblos. No contentos con estos crímenes, desaparecían, torturaban y asesinaban a estudiantes, sindicalistas; todo esto en un contexto de guerra, se dieron vuelta contra su propia gente.

Con el tiempo se firman los “Acuerdos de Paz” un 29 de diciembre de 1996, con esto les bajan el número de efectivos y ¿qué pasó? Se pusieron emprendedores y se dedicaron a organizar maras y grupos criminales, creados hasta con ex miembros del “glorioso”. Algunos miembros de las boinas rojas, fueron exportados a México para integrarse a “Los Zetas”, información que es de dominio popular.

Se recuerda de aquella noticia de aquel que fue ministro en 2017, don Williams Masilla, este aceptó que tenían mareros y delincuentes dentro de sus filas. Argumentó que se daba esta situación porque era “una falta de filtro” de la que padecía la institución castrense, ¿va a creer usté? (https://www.guatevision.com/historico/confirmado-ejercito-admite-mareros-filas) En 2018, luego de que el señor ministro dijera eso, salen a luz dos joyitas que estaban junto a las maras, el primero: Ariel Salvador de León, acusado de lavado de dinero producto de extorsiones de la Mara Salvatrucha, (https://es.insightcrime.org/noticias/noticias-del-dia/captura-de-coronel-vinculado-a-la-ms13-muestra-sofisticacion-de-operaciones-de-la-pandilla-en-guatemala/) el segundo: el sargento Yader Obdulio Gómez Cruz le daba armas a la Mara 18, (https://elperiodico.com.gt/nacionales/2018/06/21/sargento-del-ejercito-proveia-de-armas-al-barrio-18/) y así se atreven a decir, bueno, gritar que “sirven a la nación”. Otros son más cabrones que bonitos, sino miré a Estuardo Galdámez ese que fuera diputado por el Frente de Convergencia Nacional (FCN), que lo metieron al bote por el caso: Asalto al Ministerio de Salud, y lo dejaron libre este 05 de julio de 2022.

En este año, 2022, el ejército tiene un presupuesto de tres mil 158 millones 651 mil quetzales (Q3,158,651,000.00) es decir, más de 407 millones de dólares. https://dip.mindef.mil.gt/docs/10197/Articulo%2017%20BIS/2022/poa_2022.pdf Un montón de pisto ¿Pa qué usté? Ni que estuviéramos en guerra.
Mientras que, a la Universidad de San Carlos, desde el año 2020 se le debe un presupuesto comprendido en tres mil 887 millones 439 mil 787 quetzales (Q 3,887,439,787.00), más de 500 millones de dólares. Así lo indica el artículo 84 de la Constitución Política de la República, el cual establece que el Estado debe brindar un cinco por ciento del presupuesto general de la nación, anualmente a la única universidad pública del país.

¡Que montón de plata! Y uno viviendo con lo mínimo, o mejor dicho, con miserias. Dígame: ¿Cuánto cuesta la libra de verduras? ¿La libra de frijol? El maíz, arroz, los fideos, todo está caro. Tres tortillas dan ahora por un quetzal, tres panes por un quetzal, la gasolina casi a 40 quetzales. ¡Qué gran socada nos están dando! Mientras los verdes, atragantándose con los beneficios que pagamos con nuestro trabajo.

Pero, si buscamos un consuelo, al menos el 30 de junio nos sirve para descansar. Mientras los cuques dan un solo golpe a la bota contra el asfalto. Bueno usté, me voy porque ya me quedé sin pisto y tengo que ir a trabajar.

¡Ahhhh! pero antes, como no puede ser de otra manera, le dejo mi respetuoso y cordial saludo al jolglorioso ejército de Guatemala: ¡Pecho a tierra!



Siempre con ternura
Chairo anti-cuque.