La violencia sigue aumentando en tiempo de pandemia

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala (INACIF) reporta que de enero a junio de 2020 ha registrado 2,045 exámenes forenses en niñas y mujeres adolescentes  víctimas de abuso y violencia sexual. Las pruebas se practicaron a 14 menores de un año y más de 300 adolescentes varones.

En el mismo período se registran 1,962 embarazos en menores de edad entre los 10 y 14 años. En el rango de 15 a 19 años la cifra asciende a 44,901. Según datos del Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva (OSAR).

Durante el confinamiento las niñas y adolescentes siguen expuestas a múltiples formas de violencia en sus casas. Asegura la Coordinadora Institucional de Promoción por los Derechos de la Niñez (Ciprodeni). Indican que las denuncias de violencia han disminuido en parte la pandemia, porque los órganos de justicia no funcionaban con normalidad. Se suman el factor que las mujeres no conocen el mecanismo para hacer la denuncia.