La reciente detención de José Rubén Zamora Marroquín, Presidente de elPeriódico, es una muestra de que se persigue a los periodistas y medios independientes que informan sobre los señalamientos de corrupción en contra de funcionarios y allegados al poder estatal.
Rechazamos el ataque que el Estado de Guatemala realiza contra el gremio de periodistas, independientes y comunitarios, que son blanco de persecución cuando informan lo que los medios corporativos callan.
Repudiamos la labor de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) del Ministerio Público, dirigida por el Fiscal Rafael Curruchiche y de la Policía Nacional Civil, instituciones que persiguen e intimidan a quienes se oponen a los intereses de los poderes que están tras el Gobierno de Alejandro Giammattei Falla. Montan estrategias de persecución y criminalización para amenazar y callar la labor periodística independiente.
Exigimos al Congreso de la República para que velen por el cumplimiento de los convenios nacionales e internacionales, en materia de libertad de expresión, firmados y ratificados por el Estado de Guatemala.
Hacemos un llamado al gremio periodístico, estudiantes y profesionales de comunicación, a las autoridades de las Facultades y Escuelas de Comunicación de todas las Universidades del país, a pronunciarse y accionar para que se respete el Derecho Humano de informar y ser informado, sin censura, sesgos e intereses particulares.
A la población guatemalteca:
  • Estar alerta ante las violaciones de Derechos Humanos que se cometen por las Autoridades del Estado, en favor de propiciarse un ambiente de impunidad, ante los hechos de corrupción de los cuales se les señala.
  • Consultar la información generada por los medios de comunicación independientes, que apartados de las corporaciones, investigan y confirman los datos que publican y revelan la corrupción en las esferas de poder del Estado.
“Cuando un derecho es negado se toma” José Ignacio López Vigil
Iximulew, Woʼoʼ Tz’i’ | Guatemala, 01 agosto 2022

Por Prensa

Deja una respuesta